ERRORES A EVITAR AL CONTRATAR A UN ABOGADO

La decisión de contratar a un buen abogado es una de las decisiones necesarias y de extrema complejidad, bien sea para un negocio, compañía y bien sea para un requerimiento específico en temas legales que pudiéramos necesitar. Siendo una decisión tan importante se ha de tomar en cuenta errores a evitar al momento de contratar un abogado. Cometer un error al  momento de contratar un abogado nos pueda ocasionar pérdida de tiempo o de dinero, anulando, negociando o rehaciendo contratos.

ERRORES COMUNES Al  CONTRATAR A UN ABOGADO 

De manera de evitar estos inconvenientes te detallamos los errores más comunes al momento de contratar un abogado.
1.     Contratar a un abogado antes de tiempo puede ser un error garrafal y muy común. Muchas compañías y personas naturales y jurídicas contratan a un abogado mucho antes de saber para lo que es requerido. Determinar el momento adecuado para contratar a un abogado se debe al menos definir qué tipo de servicio necesitamos de nuestro abogado, como por ejemplo una demanda laboral, rentar o adquirir un local, registro de marca, etc.

2.      Contratar un familiar o amigo, nunca es recomendable y en todo caso es siempre contraproducente, cada caso es particular por lo que contratar a un amigo no es lo ideal, siempre se debe contratar a un especialista, un experto en su área y de la cual nosotros esperamos el mejor resultado posible y evitar errores causados por la no especialización degenerando en daños en nuestro caso, empresa o sociedad.

Para evitar estos escenarios lo recomendable es ponerse en contacto con emprendedores y expertos en el área para poner tener referencias concretas, luego es imprescindible concretar entrevistas con varios abogados y le realices preguntas como por ejemplo su proceder en el caso.

3.     Normalmente se tiene la creencia que lo grande es lo mejor, esta idea errónea también es encontrada en grandes firmas de abogados, por lo general las grandes firmas asignan ellos a los abogados dependiendo en el perfil del cliente, es decir, los mejores abogados son asignados a clientes o compañías grandes, por lo que si no entras en este perfil te conseguirás no con lo mejor opción y se dan muchos los casos que tu abogado sea un pasante, becario o abogados jóvenes con poca experiencia y pagando altas tarifas.

4.     No tomar en cuenta firmas de abogado pequeñas es un error muy común, con esto no se quiere decir que pagues poco por un servicio como el de representante legal o abogado, por el contrario siempre se debe de pagar el mejor servicio posible. El servicio ofrecido por abogados de compañías pequeñas puede ser realmente la mejor opción debido a que te ofrecerán experticia y trato personalizado.

5.     Negociar las tarifas quizás puede ser una idea que puede ir en contra de mucha gente cobre todo de comerciantes, pero hay que tomar en cuenta  que se contrata los servicios de un abogado, es de igual manera que contratar a un médico, consultor o contador. Por lo que los servicios de un abogado son muy importantes y siempre existen arreglos de pagos, tarifas por hora, etc. Definir el método de pago nos facilitara el proceso.

6.     Considerar un abogado como un abogado. En ocasiones  podemos pagar a un abogado con participación en empresa, en estos casos el abogado no solo será como nuestro abogado si no que a su vez será nuestro socio y se debe considerar como tal, estos casos suelen presentarse en litigios de compañías o en casos puntuales.
Independientemente de nuestra necesidad para la contratación de un abogado es imperante evitar incurrir en errores que a la larga nos serán perjudiciales y procurar en tener una buena relación en aras de un bien común.

Video de Tráfico Ayuda


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo cocinar albóndigas congeladas?

No creas nada

Inversiones más grandes realizadas